lunes, 11 de abril de 2016

La tierra es un sistema viviente, nueva ley en Bolivia

"Sistema viviente dinámico y sagrado" fueron las palabras del presidente boliviano: Evo Morales al promulgar una ley en marco de la defensoria de la madre tierra. La armonía y el equilibrio solo se logra cuando se protege los derechos de la tierra y aclara que todos los estados pluri-culturales deben acogerse a esta medida aunque la vigencia de la ley es caso de estudios en la corte constitucional de dicho país.

Esta ley también promueve el concepto de "justicia climática" como un método para reconocer el derecho autónomo de reclamar un desarrollo integral del pueblo boliviano y de todas las personas afectadas por el cambio climático, adicional a la creación de un fondo pluri-nacional en favor de la madre tierra  y otro de justicia climática como base para administrar los recursos propios y extranjeros comprometidos contra la crisis ambiental.

La noticia asombro a muchos, pues el pronunciamiento del presidente estableció que las tierras fiscales serian dotadas, distribuidas y redistribuidas de manera igualitaria dándole prioridad a las mujeres, pueblos indígenas, originarios y campesinos, comunidades ínter-culturales y afro-bolivianos que carecen de tierras para cultivarlas de manera responsable, proponiendo la eliminación de latifundios, en manos de pocos propietarios agrarios, la madre tierra es una y cada uno de sus hijos tiene la oportunidad de vivir en ella de manera digna.

La regularización de las multinacionales también entran en esta nueva propuesta legislativa, casos como la minería y la extracción de hidrocarburos deben estar regidos de manera rigurosa para evitar atentados contra el aprovechamiento responsable de recursos básicos, quienes atenten de manera accidental o premeditada deberán hacerse responsables de la rehabilitación de las tierras y acogerse a medidas legales establecidas dentro del nuevo código legal.

Hay que mencionar que Evo Morales ya había promulgado hace dos años, una ley que concedía derechos a la tierra como un ser humano, entre ellos destacaba el derecho ala vida, la diversidad, el agua, el aire limpio, la restauración y el derecho a vivir libre de contaminación, es decir quien cometiera un delito contra la tierra de los antes mencionados estaría obligado a cumplir las penas como si hubiese cometido un delito en primera persona sobre un ser racional.


El llamado del presidente boliviano, es que nos unamos de manera mas idónea en pro de un planeta que nos necesita; dejando de lado las necesidades capitalistas, que produzcamos lo que necesitamos y que entre en nosotros un sentir austero como única medida de garantizar un futuro para las próximas generaciones. Lee También: La tecnología puede afectar la primera infancia.