martes, 29 de noviembre de 2016

Colección de libros de gramática y ortografía en PDF

Teniendo en cuenta que las primeras reglas ortográficas tienen su origen en el año 1726 y se remonta a la ortografía de la lengua castellana, es necesario aclarar que hace parte de un código natural humano que esta presente en cada uno de los hispanohablantes, dado que de no ser posible una interpretación de nuestro idioma sería por así decirlo imposible de llevar o recibir un mensaje.

La pronunciación y el uso correcto de nuestro idioma fue tan bien aceptado que logró sobrepasar a la etimología que era considerado como un factor fundamental y decisivo, este hecho ocurrió 20 años después del lanzamiento del primer libro y desde entonces se han publicado mas de quince ediciones de la obra gramatical y ortográfica, Arquetipo Educativo en aras de llevar un mensaje alentador para la educación ha recopilado de las redes sociales este pequeño compilado de libros donde se establecen las novedades y reglas gramaticales y ortográficas de nuestro idioma.



Colección de libros de gramática y ortografía en PDF 

Cada uno de estos libros se encuentra en descarga directa y en pre-visualización en linea, puedes tomar el libro que necesites con tan solo dar un clic sobre el titulo alojado, esperamos sean de total agrado y de gran aceptación entre nuestros lectores. sin mas preámbulo te presentamos el listado: 









Agradecemos a nuestros lectores por preferir nuestras bibliotecas en sus búsquedas, cabe recordar que no somos propietarios intelectuales de los libros digitales que en esta plataforma se comparten, agradecemos sus sugerencias en la barra de comentarios y en las redes sociales, también te recomendamos leer: 

PDF Vamos a escribir, gramática y ortografía

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.





Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Guía de estudios ortográficos

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Manual de normas ortográficas y gramaticales

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Manual de crecimiento ortografico

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Novedades de la lengua española

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Ortografía básica

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Importancia de la ortografía

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Dominio estratégico de la ortografía

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









PDF Ortografía de la lengua española

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine. Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente. Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes. 

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera. La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. 

Ver en linea ( Recomendado) 

Descargar el libro en PDF

El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra. Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

Agradecemos a nuestros lectores por llegar hasta nuestras galerías, cabe mencionar que no somos propietarios intelectuales de los contenidos multimedia aquí compartidos, solo hemos tomado estos contenidos de plataforma alternas como un proyecto de expancion educativa, si usted como lector desea apoyar esta labor solo comparte estos posts en las redes sociales. También te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados. 









martes, 22 de noviembre de 2016

Colección de libros en PDF de Dan Brown

Todo en la vida tiene un modus operandi, incluso cuando dormimos el mundo sigue despierto, las organizaciones a nivel mundial se preparan para enfrentar los obstáculos propuestos por los enemigos que a la luz del día trabajan acumulando dinero manipulando la historia y la fe. Dichas organizaciones como los Iluminati, los masones, los templarios, han permanecido en la sombra y no se sabe como estarán actuando para cambiar el rumbo de la humanidad.

Dan Brown ha coleccionado en sus libros algunos relatos históricos y simbologias ancestrales para darle al mundo un mensaje oculto entre letras, no siempre un pensamiento se debe expresar con palabras exactas, aveces el silencio conserva verdades irrefutables que a la larga se develan por simples raciocinios , te invitamos a disfrutar de manera responsable esta serie de libros en formato digital como una excusa para darle vida a su tiempo libre, recordamos a nuestros lectores que no somos los dueños de estos contenidos por lo tanto la distribución corresponde a terceros que han empeñado su tiempo para traernos estos grandes ejemplares.

Colección de libros en PDF de Dan Brown 

Los libros presentados a continuación han sido un compilado de aportes voluntarios de personas en la red que nos proporcionaron estos ejemplares de manera gratuita, para descargar no necesitas tener cuentas activas y tampoco acceder a publicidad molesta, debido a que han sido encontrados en descarga directa, esperamos que estos contenidos sean de su agrado. 

Libro gratuito en PDF "El codigo Da Vinci" Dan Brown




Libro gratuito en PDF "Angeles y demonios" Dan Brown


Libro gratuito en PDF "Inferno" Dan Brown




martes, 15 de noviembre de 2016

Libro gratuito en PDF "Toca el piano borracho" Charles Bukowski

ʺLo peor de todo es que algún tiempo después de mi muerte se me va a descubrir de verdad. Todos los que me tenían miedo o me odiaban cuando estaba vivo abrazarán de repente mi memoria. Mis palabras estarán en todas partes. Se crearan clubs sociales y sociedades. Será como para volverse loco. Se hará una película de mi vida. Me pintarán mucho más valiente de lo que soy y con mucho más talento del que tengo. Mucho más. Será como para hacer vomitar a los dioses. La especie humana lo exagera todo: a sus héroes, a sus enemigos, su importancia.ʺ
Charles Bukowski

Fumaba cigarrillos y tomaba cerveza hasta que me sentía lo suficientemente bien como para subirme al bus con las almas de todos los animales muertos que viajaban conmigo; las cabezas volteaban discretamente las mujeres se levantaban y se alejaban de mí.

Cuando bajaba del bus sólo tenía que caminar una cuadra y subir una escalera para llegar a mi cuarto donde prendería la radio y encendería un cigarro y a nadie le importaba más nada de mí.

Fragmento. 

Tomado como referencia lúdica y apoyo para el desarrollo académico. 
Copia privada para fines exclusivamente educacionales 
 Prohibida su venta 


Libros recomendados:
Factotum, Charles Bukowski
La máquina de follar, Charles Bukowski
Música de cañerías, Charles Bukowski
Se busca una mujer, Charles Bukowski
El cartero, Charles Bukowski
La senda del perdedor, Charles Bukowski
Erecciones, eyaculaciones y exhibiciones, Charles Bukowski
Escritos de un viejo indecente, Charles Bukowski
Mujeres, Charles Bukowski
Toca el piano borracho, Charles Bukowski

Libro Gratuito en PDF " se busca una mujer" Charles Bukowski

Margie iba a salir con este tío pero cuando salían el tío se encontró con otro tío vestido con un abrigo de cuero y el tío del abrigo de cuero abrió el abrigo de cuero y le enseñó al otro tío sus tetas y el otro tío se dirigió a Margie y le dijo que no podía mantener su cita porque el tío del abrigo de cuero le había enseñado las tetas y tenía que ir a follarse a ese tío. Así que Margie se fue a ver a Carl. Carl estaba en su casa, y Margie se sentó y le dijo: 

—Este tío iba a llevarme a la terraza de un café, íbamos a beber algo de vino y a hablar, sólo beber vino y hablar, nada más, pero en el camino este tío se encontró a otro tío con un abrigo de cuero, y el tío del abrigo de cuero le enseñó sus tetas al otro tío y ahora este tío se ha ido a follar con el tío del abrigo de cuero, así que me quedé sin mesa, sin vino y sin charla. 

—No puedo escribir nada —dijo Carl—. He perdido la inspiración. 

Entonces se levantó y se fue al baño, cerró la puerta, y se puso a cagar. Carl echaba cuatro o cinco cagadas al día. No tenía otra cosa que hacer. Se bañaba cuatro o cinco veces al día. No tenía otra cosa que hacer. Se emborrachaba por la misma razón.
Margie oyó el ruido de la cadena del retrete. Carl salió. 

—Ocurre simplemente que un hombre no puede escribir ocho horas al día. Ni siquiera puede escribir todos los días, ni todas las semanas. Agota su mente, es una desesperación fija. 
 Ahora no puedo hacer otra cosa que esperar. 
Carl se fue hacia el frigorífico y salió con un paquete de seis cervezas. Abrió un botellín. —Soy el escritor más grande del mundo —dijo—. ¿Sabes lo difícil que resulta? 
Margie no contestó. —Puedo sentir cómo el dolor se arrastra por todo mí ser. Igual que una segunda piel. Me gustaría poder cambiar de piel como las serpientes. 
—Bueno, ¿por qué no te revuelcas en la alfombra y tratas de desprendértela? 
—Escucha —preguntó él—. ¿Dónde te conocí? 
—En la tienda de legumbres de Barney. —Bueno, eso lo explica un poco. Tómate una cerveza.
Carl abrió una botella y se la pasó. 
—Ya —dijo Margie—, ya sé. Necesitas tu soledad. Necesitas estar solo. Excepto cuando necesitas algo, excepto cuando cortamos de una vez y entonces te sientes perdido y en seguida te pones a llamar por teléfono diciéndome que me necesitas, que te estás muriendo de la resaca. Eres débil y te rajas rápido. 
—Sí, me debilito rápido. 
—Y eres tan estúpido conmigo, nunca te pones caliente. Vosotros los escritores sois tan... 
Delicados... No podéis soportar a la gente. La humanidad hiede, ¿cierto? 
—Cierto. 
—Pero cada vez que cortamos empiezas a dar fiestas gigantescas de cuatro días. Y de repente te vuelves ingenioso. ¡Empiezas a hablar! De repente estás lleno de vida, hablando, bailando, cantando. Bailas en la mesita de café, lanzas botellas por la ventana, interpretas fragmentos de Shakespeare. De repente estás vivo, cuando yo me voy. ¡Oh, me han contado cosas acerca de esto! 

Fragmento. 

Tomado como referencia lúdica y apoyo para el desarrollo académico. 
Copia privada para fines exclusivamente educacionales 
Prohibida su venta 


Libros recomendados: 

Libro gratuito en PDF "Música de cañerías" Charles Bukowski

Ser gigoló es una experiencia muy extraña, sobre todo si no eres profesional. 
La casa tenía dos plantas. Comstock vivía con Lynne en la planta de arriba. Yo vivía con Doreen en la planta de abajo. La casa estaba en un sitio muy guapo, al píe de Hollywood Hills. Las dos damas eran ejecutivas, tenían trabajos muy bien pagados. La casa estaba provista de buen vino, buenos alimentos y un perro de culo raído. Había también una sirvienta negra, grande, Retha, que se pasaba casi todo el tiempo en la cocina, abriendo y cerrando la puerta de la nevera. 

Cada mes llegaban las revistas adecuadas en la fecha prevista, pero Comstock y yo no las leíamos. Lo único que hacíamos era andar por allí tumbados, luchando contra la resaca, esperando que llegara la noche, cuando las damas nos darían vino y cena, que cargarían a sus respectivas cuentas de gastos.

Comstock decía que Lynne era la importante productora cinematográfica de unos grandes estudios. Comstock llevaba boina, pañuelo de seda, un collar de turquesas, barba, y tenía unos andares sedosos. Yo era un escritor atascado con la segunda novela. Tenía vivienda propia en un edificio de apartamentos destartalado y cochambroso de Hollywood Este. Pero apenas iba por allí. 

Mi medio de transporte era un Comet del 62. La señorita de la casa de enfrente se ponía furiosa con mi viejo cacharro. Tenía que aparcarlo delante de su casa, porque era una de las pocas zonas llanas de los alrededores y mi coche no podía arrancar cuesta arriba. A duras penas arrancaba en llano; y yo tenía que darle al pedal y a la puesta en marcha una y otra vez y el humo salía en nubarrones por debajo del coche y el estruendo era incesante y horroroso. La dama empezaba a gritar como si hubiera enloquecido. Era una de las pocas ocasiones en que me avergonzaba de ser pobre. Allí sentado, dándole al pedal y rezando para que el Comet del 62 arrancara, e intentando ignorar los gritos furiosos que daba la mujer desde su casa de puta madre. Yo le daba y le daba al pedal. El coche arrancaba, andaba unos metros y se paraba.

—¡Quite ese cacharro asqueroso de delante de mi casa o llamo a la policia

Luego, empezaba con largos y enloquecidos alaridos. Por último, salía en quimono; era una jovencita rubia, guapa, pero al parecer estaba completamente loca. Se acercaba corriendo a la puerta del coche dando gritos y se le salía un pecho. Se lo metía y se le salía el otro. Luego, asomaba una pierna por el quimono. 
—Por favor, señora —le decía yo—, estoy intentándolo. 
Por fin, conseguía que el coche se pusiera en marcha y ella se quedaba allí plantada en el centro de la calle con los pechos al aire, gritando: 
¡No vuelva a aparcar aquí su coche jamás, jamás, jamás! 
En ocasiones como ésta era cuando yo consideraba la posibilidad de buscar trabajo. Sin embargo, Doreen, mi dama, me necesitaba. Tenía problemas con el chico de las bolsas, en el supermercado. Yo la acompañaba, me plantaba a su lado y le daba sensación de seguridad. Ella era incapaz de hacerle frente sola y siempre acababa tirándole un puñado de uvas en la cara o quejándose de él al encargado o escribiendo una carta de seis folios al propietario del super. Yo podía manejar perfectamente al chico de las bolsas. Hasta me resultaba agradable, sobre todo por aquella habilidad suya de abrir una gran bolsa de papel, con un simple y gracioso giro de muñeca.

Fragmento. 

Tomado como referencia lúdica y apoyo para el desarrollo académico. 
Copia privada para fines exclusivamente educacionales 
 Prohibida su venta 


Libro gratuito en PDF "Mujeres" Charles Bukowski

    Tenía cincuenta años y no me había acostado con una mujer desde hacía cuatro. No tenía amigas. Las miraba cuando me cruzaba con ellas en la calle o dondequiera que las viese, pero las miraba sin ningún anhelo y con una sensación de inutilidad. Me masturbaba regularmente, pero la idea de tener una relación con una mujer —incluso en términos no sexuales— estaba más allá de mi imaginación. Tenía una hija de seis años de edad nacida fuera de matrimonio. Vivía con su madre y yo pagaba su mantenimiento. Yo había estado casado años antes, a la edad de 35. El matrimonio duró año y medio. Mi mujer se divorció de mí. Sólo una vez en mi vida había estado enamorado, pero ella murió de alcoholismo agudo. Murió a los 48 años, cuando yo tenía 38. Mi mujer era doce años más joven que yo. Creo que también ella está ahora muerta, aunque no estoy seguro. Me escribió después de divorciarnos todas las navidades una larga carta durante seis años. Yo nunca respondí... 

    No sé muy bien cuándo vi por primera vez a Lydia Vanee. Fue hace cerca de seis años y yo acababa de dejar un trabajo de doce años como empleado de correos para hacerme escritor. 
Estaba aterrorizado y bebía más que nunca. Estaba intentando empezar mi primera novela. Me bebía una botella de whisky y una docena de cervezas cada noche mientras escribía. Fumaba puros baratos y le pegaba a la máquina de escribir y escuchaba música clásica en la radio hasta que amanecía. Me había fijado un mínimo de diez páginas por noche, pero hasta el día siguiente, nunca podía saber cuántas páginas había escrito. Me levantaba por la mañana, vomitaba y entonces me iba hasta la sala y miraba en el sofá para ver cuántas hojas había. Siempre excedían de las diez. Unas veces había 17, otras 18, 23, 25 páginas. Por supuesto, el trabajo de cada noche tenía que ser corregido o tirado a la basura. Me llevó veintiuna noches escribir mi primera novela. 

   Los dueños del apartamento donde entonces vivía, que vivían en la parte de atrás, pensaban que estaba chiflado. Todas las mañanas, al despertarme me encontraba con una gran bolsa de papel marrón en el porche. El contenido solía variar, pero la mayoría de las veces las bolsas estaban llenas de tomates, rábanos, naranjas, cebolletas, botes de sopa y cebollas. Muchas noches me iba a beber cerveza con ellos hasta las cuatro o las cinco de la madrugada. El viejo acababa yéndose a dormir y su señora y yo nos cogíamos de la mano y a veces nos besábamos. Siempre le pegaba un buen beso en la puerta al despedirme. Su cara estaba terriblemente arrugada, pero ella no tenía la culpa. Era católica y tenía una pinta muy graciosa cuando se ponía su sombrerito rosa y se iba a misa los domingos. 

   Creo que conocí a Lydia Vanee en mi primer recital de poesía. Fue en una librería de la Avenida Kenmore, la librería Drawbridge. Estaba otra vez aterrorizado. Mucho más que aterrorizado. Cuando entré apenas cabía un alfiler. Peter, que llevaba la librería y vivía con una negra, tenía delante de él una pila de billetes. 

Fragmento. 

Tomado como referencia lúdica y apoyo para el desarrollo académico. 
Copia privada para fines exclusivamente educacionales 
Prohibida su venta